jueves, 2 de diciembre de 2010

El cierre del café



Era tarde, estaba lloviendo y las calles estaban casi vacías. Ella entró en un café. Un café al que le gustaba mucho ir. Le resultaba cómodo, cercano y tranquilizador, un lugar donde poder evadirse de todo lo transcurrido a lo largo del día. Hoy entro y se fue sin pensarlo a su lugar favorito, una esquina al lado de una ventana donde veía pasar a la gente por la calle. Saco el libro que estaba leyendo, un de los grandes clásicos, sueño de una noche de verano, ya estaba a punto de terminarlo. Llego el camarero que ya la conocía bastante bien y le trajo un te de mango con unas galletetitas. 
Paso toda la tarde, y ella termino el libro, pero se quedo allí sentada, mirando por la ventana. La cafetería ya estaba vacía, solo quedaban ella y el camarero,estaba apunto de cerrar. Ella sin darse cuenta empezó a llorar, y él se acerco y le dijo:
-¿Por qué lloras?
Ella se sorprendió, no se dio cuenta de que se había acercado.Noto las saladas lagrimas correr por su rostro y rápidamente se las seco con la manga de su blusa. En un principio no sabia que contestar, pero finalmente le dijo:
-Es cosa de lo que he estado leyendo.
Él ya se había fijado que había estado leyendo una de las obras de Shakespeare y que la había terminado, entonces le pregunto porque lloraba si al final la obra terminaba bien. Durante un largo momento el silencio se extendió entre ellos dos. Ella lo rompió:
-Me ha dado en que pensar
-¿Y en que pensaste?-pregunto él- no se que te pudo haber hecho llegar a conclusiones que te hagan llorar.
-En el amor
-¿Sí? 
-Sí, estaba pensando en que a mi nunca me han amado, yo si ame y no fui amada, nadie me quiere, la gente ni siquiera se fija en mi. Repelo a la gente, todos los novios que he tenido no me duraron nada y siempre acababa yo llorando.
-No debes pensar así.
-¿Y por qué no? ¿Dime, sabes de alguien que se fije en mi? Porque yo no se de nadie.
-Yo sí -vacilo en decirlo pero finalmente lo soltó- Yo. 
Volvió el silencio. Él pensaba que diría ella. Ella pensaba que le diría, le tomo por sorpresa.Él no tenía pensado decírselo pero se lo dijo. Ella se atrevió a preguntar.
-¿Tú te fijas en mi?
-Sí, mas bien estoy enamorado de ti.
-¿Como si no me conoces?
-No. Si que te conozco. No te gusta que la gente este apabullandote a tu alrededor, te gusta leer grandes clásicos, ficción, romances.Aveces tarareas de forma inconsciente preciosas melodías que desconozco,supongo que las vas improvisando, se te pasa el tiempo. Te gusta soñar, aveces te quedas mirando a un punto y piensas e imaginas, lo noto se te ve en la cara, cuando lo haces se te dibuja una sonrisa en la cara. Eres algo excéntricica te gustan los colores nunca te he visto las uñas de un mismo color, te atreves con unos estampados inimaginable, tienes estilo, eres algo parecido a una mezcla bintage y bohemio, no te importa lo que la gente opine de tu imagen, te gusta innovar. A veces te enfrascas en conversaciones contigo misma,
 -¿Como sabes tanto sobre mi ?
-¿No lo has notado? Me fije en ti la primera vez que te vi entrar por esa puerta y me enamore de ti, nunca se me brindo la oportunidad de decírtelo pero hoy me he atrevido, no podía aguantar mas quería que lo supieses.
-Casi no hemos hablado y tengo la sensación de que eres la persona que mas me conoce en este mundo.
Él ya no se aguantaba mas, no se lo pensó dos veces y la beso. Ella noto el beso cálido tierno cercano, le invadió una sensación de tranquilidad, se le erizaron los pelos. Él no se lo creía, la estaba besando, nunca había sentido nada igual. El beso se volvió cada vez mas pasional. Él era ahora feliz, ella era ahora por fin feliz.


La cafetería hace tiempo que tenia colgado el cartel de cerrado. Pero hasta horas después no estuvo vacía.



martes, 30 de noviembre de 2010

...?



Me da miedo, no puedo, temo volver a ser herida, temo ser traicionada, me dan temor los recuerdos de ese abandono...Nunca más voy a confiar, me repito una y mil veces, nunca más me dejaré engañar, me repito sin parar, blindo mi corazón, pensando que es la solución, acorazo mis sentimientos, suponiendo que es la salvación. Que me preservará de confiar, que me ayudará a no entregar, que me evitará mil lágrimas derramar, que me garantizará para el bien vivir. Pues, para mi parecer, lamento decir, que el escudo, la coraza, el no sentir, no son la protección para no sucumbir, no son el resguardo para no sufrir, nos cuidemos, aprendamos, sabiendo que tenemos el bálsamo que nos recupera de las heridas, sabiendo que puedo superarlo, me arriesgo a ser feliz presentándome ante ellos, esos seres infernales ávidos de sangre, me arriesgo a soñar, vibrar, con la esperanza de poder acabar.



lunes, 29 de noviembre de 2010

Al borde del derrumbe.


Aveces hay días que es mejor quedarse en la cama y dejar que el tiempo pase. No tener que oír todos eso problemas que se te cruzan y te inflan la cabeza, y que hacen que te termines tirando de los pelos, no encuentra una solución que te conforte. Y encima, no puedes pensar con claridad por que este frió invernal te congela las ideas y te nubla la sesera...


....quieres renunciar, tirarlo TODO por la ventana, descansar y olvidarte de todo aquello que te roba la sonrisa de la cara. 


Pero tú eres FUERTE nada te va parar, tiras hacia delante y luchas contra todos aquello que en un principio te echaba hacia tras. Te levantas y resurges de tus cenizas al igual que el ave fenix.


PD: lucha, no te rindas. Mi consejo antes de tomar una decisión que te vaya a cambiar, ¿ porque no ves una película del cine clásico y luego vuelves a cuestionarte tu decisión? Parece que no, parece una tontería, pero en serio, te despejan la mente como no lo hacen otras películas, como no lo hace nada.

sábado, 27 de noviembre de 2010

love.





De verdad, no se puede controlar. Yo no puedo. A veces te hace sentir que puedes volar, que no importa nada más; otras que quieres escapar para olvidar. La necesidad que te produce es imaginar algo más aunque no sea real.
Es lo que más felicidad te puede aportar y lo que lentamente y profundamente te puede matar. Si te encuentras con él una y otra vez, no lo maltrates, no lo desprecies, cuídalo una vez más como si todo acabara de comenzar...

Ahora, te acabas de enamorar.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Entrando en las profundidades


Ella se fue, nadie la vio y su nombre se perdió en una calle y en algún bar escuchan esta canción. Me voy a ahogar en el río y en el mar. Voy a salir de este lío mientras pueda escapar. Voy a poner una bomba virtual para hundir el Titanic. 
Nadie pensó, nadie soñó que todo podría ir mal. Te busqué y no te encontré. ¿Habría otra en mi lugar?. Yo te vi hundirte en el río y te vi hundirte en el mar. Mientras las banda tocaba vi la luna brillar desde la playa, no pienso mirar.
En esta soledad, sola en la tempestad. Yo voy a darte una mano cuando estés en el mar. En las noticias te van a mencionar.
 Quiso sacarme del río y sacarme del mar, quiso sacarme del lío sin correr ni rezar, pero en la fiesta se quiso quedar y se hundió con el Titanic.

miércoles, 24 de noviembre de 2010


Lo acepto estoy aterrada, es por eso que no quiero pensar en lo que vendrá, en la idea del futuro, con suerte puedo con un “hoy” mas bien me hundo en lo que fue, en lo que he vivido, en lo que pudo ser, tal vez aun atascada, pero no del todo, es que a pesar de que parezca confiada, no es del todo cierto y si siento desconfianza.
Es por eso que me ahogo queriendo todo rápido, como si el mundo se fuera a acabar, como si fuera a dejar de respirar, como si en cualquier momento todo fuera a terminar y quede en un vacío, una hoja en blanco, teniendo que empezar todo de nuevo, estoy aterrada porque no me siento capaz de hacerlo de nuevo, esta es la ultima, aquí lo dejo todo, a pesar de que se que nada es para siempre, talvez para mi lo sea, porque estoy totalmente cansada y no aguantare tener que pensar en un pasado amargo, con rabia por la vida o por las personas, por los destinos, el tiempo, el amor, por mi, solo me hundiré en un mar, de tiempo lento, de paciencia extrema...

jueves, 11 de noviembre de 2010

sweet




La tentación se llama amor
o chocolate.
Es mala la adicción.
Sin paliativos.
Si algún médico, demonio o alquimista
supiera de mi mal
cosa sería
de andar toda la vida por curarme.
Pues tan sólo una droga,
con su cárcel
del olvido me salva de la otra.
Y así, una vez más, es el conflicto:
O me come el amor,
o me muero esta noche de bombones.


miércoles, 13 de octubre de 2010

un grito desde el centro del mundo



-¿y que quiere decir ganar dinero?
-No lo sé
-Pues mira. Una persona, en la sociedad, desempeña una determinada función de acuerdo con su capacidad. Y el dinero es la recompensa. Ahora, piensa en una persona que tenga la facultad de enamorarse de alguien ¿Qué habría de malo en que le pagasen se esa persona se enamora valiéndose de las facultades que tiene?
-No lo sé ¿No será que algo no vale, si no es útil para todo el mundo?
-Pues yo pienso que enamorarse es lo más útil que hay
-¡Y yo estoy pensando en casarme con un tipo que dice los mayores despropósitos del mundo y se queda tan tranquilo!
-Por más que diga, la mayoría de la gente no piensa más que en sí misma- proseguí-. Con que yo coma bien, vale. Con que yo pueda comprarme lo que quiera, vale. Pero enamorarse de alguien significa pensar primero en el otro. Si yo tuviera un poco de comida, querría dártela a ti. Si tuviera muy poco dinero, antes de comprarme algo que me gustara a mí, te lo compraría a ti. Y, solo con que tú me dijeras que estaba bueno, ya se me quitaría el hambre y, si tú estuvieras contenta, también lo estaría yo. ¿Crees que algo más importa que eso? A mí no se me ocurre ninguna otra cosa. Las personas que encuentran de si mismas la facultad de enamorarse hacen un descubrimiento más importante que los que han ganado el Premio Nóbel. Y si no se da cuenta, o si no quiere darse cuenta, el ser humano es mejor que se extinga. Que haya una colisión con un planeta, o algo por el estilo, y que desaparezca pronto, y las personas que, sólo porque tienen dos dedos de frente, se creen mejores que los demás, ésos son unos imbéciles. A esos tipos me entran ganas de decirle ¡Pues mátate estudiando si es lo que quieres!
Lo mismo pasa con ganar dinero. Quien sirva para eso, pues que no haga otra cosa en su vida. Y con lo que gane que nos mantenga a todos….

viernes, 17 de septiembre de 2010

Después de todo...

...esto fue lo que ocurrió.


Y después de todo se dio cuenta que estaba allí por alguna razón, no podía ser solo una coincidencia, todo en este mundo tiene una explicación.
Después de pensarlo bien se dio cuenta de que ella misma había sido la que se llevo hasta esa situación. 
Después de todo se dio cuenta de que ella quería estar allí. 
Después de todo supo que era por él. 
Después de todo supo que lo amaba. 
Después de todo quiso estar con él. 
Después de todo consiguió estar con él.




Se enfrento a las idas y venidas de esta vida, no se dejo vencer. Ahora es un mujer que tiene el poder de conseguir lo que se propone. No es cuestión de suerte, es saber enfrentarse a la vida, luchar e insistir. Ella no cree en Dios, su dios el ella misma y vive en una ciudad creada y gobernada por ella misma, sin nadie que la ordene sentir hacer o pensar.





 Ahora es una persona totalmente feliz.

jueves, 16 de septiembre de 2010

soñó que estaba preso
















Aquel preso soñó que estaba preso. Con matices, claro, con diferencias. Por ejemplo, en la pared del sueño había un afiche de París; en la pared real sólo había una oscura mancha de humedad. En el piso del sueño corría una lagartija; desde el suelo verdadero lo miraba una rata.


El preso soñó que estaba preso. Alquien le daba masajes en la espalda y él empezaba a sentirse mejor. No podía ver quién era, pero estaba seguro de que se trataba de su madre, que en eso era una experta. Por el amplio ventanal entraba el sol mañanero y él lo recibía como una señal de libertad. Cuando abrió los ojos, no había sol. El ventanuco con barrotes (tres palmas por dos) daba a un pozo de aire, a otro muro de sombra.

El preso soñó que estaba preso. Que tenía sed y bebía abundante agua helada. Y el agua le brotaba de inmediato por los ojos en forma de llanto. Tenía conciencia de por qué lloraba, pero no se lo confesaba ni siquiera a sí mismo. Se miraba las manos ociosas, las que antes construyeron torsos, rostros de yeso, piernas, cuerpos enlazados, mujeres de mármol. Cuando despertó, los ojos estaban secos, las manos sucias, las bisagras oxidadas, el pulso galopante, los bronquios sin aire, el techo con goteras.
A esa altura, el preso decidió que era mejor soñar que estaba preso. Cerró los ojos y se vio con un retrato de Milagros entre las manos. Pero él no se conformaba con la foto. Quería a Milagros en persona, y ella compareció, con una amplia sonrisa y un camisón celeste. Se arrimó para que él se lo quitara y él, no faltaba más, se lo quitó. La desnudez de Milagros era por supuesto milagrosa y él la fue recorriendo con toda su memoria, con todo su disfrute. No quería despertarse, pero se despertó, unos segundos antes del orgasmo onírico y virtual. Y no había nadie. Ni foto ni Milagros ni camisón celeste. Admitió que la soledad podía ser insoportable.
El preso soñó que estaba preso. Su madre había cesado los masajes, entre otras cosas porque hacia años que había muerto. A él le invadió la nostalgia de su mirada, de su canto, de su regazo, de sus caricias, de sus reproches, de sus perdones. Se abrazó a sí mismo, pero así no valía. Milagros le hacía adiós, desde muy lejos. A él le pareció que desde un cementerio. Pero no podía ser. Era desde un parque. Pero en la celda no había parque, de modo que, aun dentro del sueño, tuvo conciencia de que era eso: un sueño. Alzó su brazo para también el brindar su adiós. Pero su mano era sólo un puño, y, como es sabido, los puños no han aprendido a decir adiós.
Cuando abrió los ojos, el camastro de siempre le trasmitió un frío impertinente. Tembloroso, entumecido, trató de calentar sus manos con el aliento. Pero no se podía respirar. Allá, en el rincón, la rata lo seguía mirando, tan congelada como él. Él movió una mano y la rata adelantó una pata. Eran viejos conocidos. A veces él le arrojaba un trozo de su horrible, despreciable menú. La rata era agradecida.
Así y todo, el preso echó de menos a la verde, agilísima lagartija de sus sueños y se durmió para recuperarla. Se encontró con que la lagartija había perdido la cola. Un sueño así, ya no valía la pena de ser soñado. Y sin embargo. Sin embargo empezó a contar con los dedos los años que le faltaban. Uno dos tres cuatro y despertó. En total eran seis y había cumplido tres. Los contó de nuevo, pero ahora con los dedos despiertos.
No tenía radio ni reloj ni libros ni lápiz ni cuaderno. A veces cantaba bajito para llenar precariamente el vacío. Pero cada vez recordaba menos canciones. De niño tamién había aprendido algunas oraciones que le habia enseñado la abuela. Pero ahora a quién le iba a rezar? Se sentía estafado por Dios, pero tampoco él quería estafar a Dios.
El preso soñó que estaba preso y que llegaba Dios y le confesaba que se sentía cansado, que padecía insomnio y que eso lo agotaba, y que a veces, cuando por fin lograba conciliar el sueño, tenía pesadillas, en la que Jesús le pedía auxilio desde la cruz, pero Èl estaba encaprichado y no se lo daba.
Lo peor de todo, le decía Dios, es que Yo no tengo Dios a quien encomendarme. Soy como un Huérfano con mayúscula. El preso sintió lástima por ese Dios tan solo y abandonado. Entendió que, en todo caso, la enfermedad de Dios era la soledad, ya que su fama de supremo, inmarcesible y perpetuo espantaba a los santos, tanto a los titulares como a los suplentes. Cuando despertó y recordó que era ateo, se le acabó la lástima hacia Dios, más bien sintió lástima de sí mismo, que se hallaba enclaustado, solitario, sumido en la mugre y en el tedio.
Después de incontables sueõos y vigilias, llegó una tarde en que dormía y fue sacudido sin la brusquedad habitual, y un guardia le dijo que se levantara porque le habían concedido la libertad. El preso sólo se convenció de que no soñaba cuando sintió el frío del camastro y verificó la presencia eterna de la rata. La saludó con pena y luego se fue con el guardia para que le diera la ropa, algún dinero, el reloj, un bolígrafo, una cartera de cuero, lo poco que le habían quitado cuando fue encarcelado.
A la salida no lo esperaba nadie. Empezó a caminar. Caminó como dos dias, durmiendo al borde del camino o entre los árboles. En un bar de suburbio comió dos sandwiches y tomó una cerveza en la que reconoció un sabor antiguo. Cuando por fin llegó a casa de su hermana, ella casi se desmayó por la sorpresa. Estuvieron abrazados como diez minutos. Después de llorar un rato ella le preguntó qué pensaba hacer. Por ahora, una ducha y dormir, estoy francamente reventado. Después de la ducha, ella lo llevó hasta un altillo, donde había una cama. No un camastro inmundo, sino una cama limpia, blanda y decente. Durmió más de doce horas de un tirón. Curiosamente, durante ese largo descanso, el ex preso soñó que estaba preso. Con lagartija y todo.

martes, 7 de septiembre de 2010

1954 SABRINA

Ayer fue una de esas tardes en las que no había nada que hacer. Así que decidí ver una de aquellas películas tan entrañables como eran las películas de los años 50. Donde las mujeres vestían eso vestidos tan maravillosos con esos vuelos y esos cortes, donde los hombres te abrían la puerta y las cosas eran mucho mas sencillas, donde el amor se miraba desde otra perspectiva.
entre todas esas películas decidí ver una de Audry Hepburn, "Sabrina", es una película de la que hicieron una nueva versión a mediados de los 80. Desde mi punto de vista es muchísimo mejor la original.
la película trata de una joven hija de un cochero que trabaja en una familia muy rica y muy importante de nueva york, ella esta perdidamente enamorada del hijo menor, pero el no tiene idea de que existe, ella lo observa encaramada en la copa de un árbol, viendo como es a otras a las que lleva a escondidas a un lugar distante de las fiestas. El padre decide mandar a su hija a París, para ver si a si se olvida de el. Casi lo logra, porque al regresar después de estar dos años en la ciudad del amor viene cambiada, convertida en una nueva mujer; moderna, hermosa, diferente.
el joven del que estaba tan enamorada empieza a hacerle caso y dice que el esta enamorado de ella que le da igual todo, que se quiere fugar con ella. Pero el hermano mayor no lo puede permitir, ya que de esa forma destruiría un importantisimo negocio que tiene en marcha con la familia de la prometida oficial del otro.
El hermano para deshacerse de Sabrina hace que se enamore de el para que suba en un barco rumbo a París. Lo consigue, pero el termina montándose en el barco con ella, por que descubre que esta enamorado y no la puede dejar escapar.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Angelitos


Inocentes...sonrientes…lindos…tiernos…son los únicos angelitos que están en esta tierra…no hay maldad en sus cabecitas…todo lo ven hermoso…no hay tiempo para ellos, o tal vez esta como parado, y simplemente quieren ser felices…
Estoy hablando de los niños…y a lo que voy es la maravillosa etapa de la “infancia” 

Esa que cuando la recordamos, solo pensamos en esas tardes de juegos, en las cuales cualquier cosa era divertida, podíamos pasar horas de horas jugando con cosas que ahora son “insignificantes” pero que en ese momento eran un mundo, el universo y mucho más, siempre recuerdo cuando a veces iba al parque y veía niños jugando y de la nada, se convertían en mis mejores amigos, y no necesitaba palabras simplemente por ser niños jugaban todos felices, luego me iba y los olvidaba, no sufría porque ni siquiera los recordaba.
Uno no tenia preocupaciones, solo quería divertirse, disfrutar del día, sonreír…

En las cabecitas de los niños jamás hay problemas, deudas, notas, dinero y tantas tonterías.
Hubo en tiempo en que me cargaban los niños, les tenia un cierto rechazo, pero solo duro un lapso de tiempo, porque luego me enamore de todos ellos, me encanta ver niños pequeños, son tan sonrientes, te saludan así como que te conocieran de siempre, sus ojos solo reflejan inocencia, además son tan graciosos, lastima que no dure para siempre la infancia…al menos se que siempre habrá algún pequeñín que te regale una linda sonrisa… :)

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Tiempo

Después de dejar a un lado mis despreocupaciones me doy cuenta de que tengo cosas de las que preocuparme, porque por mucho que uno no quiera, siempre abra algo que te ronda y de lo que debes hacer caso. El tiempo ha vuelto a ponerse en marcha y es que después de unas largas vacaciones nos acercamos de nuevo a la rutina constante de todos los años. No hace falta mas que encender la televisión y ver que todos los canales hablan de lo mismo, si amigo mio, hablan de la vuelta al trabajo y de la depresión pos-vacacional. Sabes que es lo que te digo que yo este año no la voy a sufrir, no. Eso es por que me propongo romper cada día la típica costumbre que nos envuelve hora tras hora; minuto a minuto; segundo a segundo. Yo voy hacer de cada segundo una hora y de cada hora un día. Pienso superarme a mi misma.¿ y por qué no te apuntas tu también ?
yo el año pasado me prometí algo parecido, no te voy a engañar casi lo logro, pero con ese solo "casi" todo cambio.



">


¿Te apuntas ?

lunes, 2 de agosto de 2010

summer time

Unas largas vacaciones en las que no pare de soñar y crear castillos de arena, perseguir atardeceres y buscando amaneceres, enfrentándome contra grandesolas de espuma y como no haciendo el payaso (algo muy habitual en mi) he estado conociendo culturas y aprendiendo locuras y me llevo unas cuantas lecciones de recuerdo que no olvidare. Experimente mi lado artístico con  viejos y nuevos amigos de los que no me desharé. 








sábado, 19 de junio de 2010

fin del curso

Ya se termino todo las prisas, las ultimas horas apuradas. Por fin llega el temido y deseado fin de curso. Dentro de nada empieza oficialmente el verano: playa, sol, mar, descanso, diversión.... y hay tantísimas cosas que quiero hacer este verano, que  no se si serán suficientes horas para poder hacerlo todo. Pero claro esta nunca se van hacer todas, es lo que pasa todooooooos los veranos. El descanso y la vagancia nos invade. Te concentras en relajarte, no hay apuros ni preocupaciones por no haber terminado esto o estudiado lo otro solo luz y calor, eso si, si este loco tiempo no nos da una sorpresa.
Ya estoy esperando con impaciencia marchar visitar covent garden, tomar algo en mojacar, disfrazarme en luanco.... Y sobre todo, ver a toda esa gente que me hace pasar veranos inolvidables y que por desgracia solo los veo un par de meses al año, incluso aveces unas semanas escasas. Posiblemente no seria lo mismo si los viese todos los dias, quien dice dias meses. Si nuestros encuetros fuesen mas habituales perderia toda la magia. Por eso me gusta todo tal y como esta. Asi tengo algo en lo que pensar durante todo el año. Mi pequeña utopia. Unos dias de verano.


martes, 15 de junio de 2010

Llueve y los tejados estan mojados




Soy yo la unica que piensa que esta volviendo a ocurrir el dilubio universal ? Hoy nada mas salir de casa me subi al coche con mi padre y me dejo justo delante de la puerta del instituto. De la valla a la zona cubierta  hay uno 20 metros, que digo menos !!!! El caso es que me empape de arriba a bajo. 


A ver no digo que no me guste la lluvia, de lo contrario me presta oír llover y esas cosas pero es que hoy el paraguas se me dio la vuelta con el viento, pise varias baldosas sueltas y me encharque toda, se me estropeo todo el pelo , quedo super sucio y casi caigo tres veces. El resultado : un dia totalmente pasado por agua, y por si fuera poco cuando empieza a llover fuerte es cuando tengo que estar en la calle. 





Eso si no me pude quitar de la cabeza la cancion de  Llueve de Matari 


lunes, 14 de junio de 2010

un año mas

Dios mio como pasa el tiempo y sin que nos demos cuenta nos convertimos en personas mayores y responsables . Que agobio un año mas vieja, un año menos de vida, un año menos para los 18 (temidos para mi). No se si serán los exámenes, todo por lo que estoy pasando o que nunca pensé que con 17 años tendría miedo de cumplir años, pero es lo que hay la vida y sigue el mundo gira y gira sin poderlo detener y aquí abajo pasa el tiempo a la velocidad de la luz cuando para el resto del universo no es nada. Tengo que afrontarlo habrá momentos mejores lo se, pero también momentos peores y también  hubo momentos mejores.

Hoy me siento un poco Mafalda 

domingo, 13 de junio de 2010

Hay que tener sangre



Y es que las hay que solo lo hacen para hacerse notar, se chulean y creen que son la bomba y hacen como si estuviesen por encima de todo y como que siempre fueron así, y no. No hace falta mas que ver sus caras y comprenderlo, porque lo tienen escrito en  ella. Y aun así van de guays. Y es que hasta en los sueños sucede lo mismo, no lo dudo. Se creen lo mas. Pues chicas he de informaros de que eso ya no se lleva, solo se ve en las películas ochenteras. Abrir los ojos y ver la realidad, esa es vuestra única salida.

jueves, 10 de junio de 2010

national geographic

Hace unos meses subí una foto que me encanta, la foto de una chica afgana de unos 14 años con unos ojos de color verde impresionantes. Pues hoy descubrir que una foto que ya conocía similar de una mujer con un burca morado era ella después de unos 26 años 
pues veréis resulta que la foto de la niña afgana de Steve McCurry (1984) después de haber sido premiada y dar la vuelta por todo el mundo en la portada de natiolan geographic. Steve 10 años después  quería saber que fue de esa niña que le habia dado tanta fama y volvió a Pakistán  para encontrar después de 26 años la encontró ya había perdido la esperanza de encontrar pero finalmente la encontró en una aldea convertida en una una mujer tradicional pastún de 30 años, casada y madre de tres hijos. y unos meses después national geographic publico esto

en su cara se puede ver el paso del tiempo y lo duro que es vivir en ese mundo.


martes, 8 de junio de 2010

junio de 2010

me acabo de acordar de algo....
pero me di cuenta de que no lo quiero recordar
siempre pasa igual


...


Porque cambia el tiempo, pasan las horas y los segundos transcurren sin que podamos hacer nada. Solo se puede esperar a ver que no depara el futuro. La gente pasa por delate de nosotros unos se quedan un rato y otros nunca se irán. No sabemos quien sera quien eso solo se averiguara con el paso de los años y de las circunstancias. Porque todo al fin y al cabo se acaba. 

domingo, 6 de junio de 2010

matilde capitulo 1


20 de septiembre

Las clases finalizaron hace unas horas. Después de un duro día Matilde decidió ir a visitar a su hermana,
Cris. Vivía en un pequeño apartamento que compartía con Julie, esa pesada que tanto adiaba pero que a pesar de todo era su mejor amiga desde la infancia. Eran las amigas perfectas se complementaban absolutamente en todo, si cris era inteligente y muy lista, Julie en cambio iba unos pasos por detrás de ella. Pero cuanto se trataba de fiestas era muy avispada. Siempre andaba de un sitio para otro arrastrando a su hermana. Es cierto que gracias a eso las dos conocieron a mucha gente, que hicieron muchos amigos y conocen muchos lugares. Julie es la primera persona que quiere hacer una maleta para montarse a un avión, barco, tren, o lo que sea y ir a cualquier lugar, no le importa dónde. Cris igual que a ella le apasiona viajar, pero más bien por otros motivo. le encanta esa sensación que le invade el cuerpo cuando ve aquellos edificios con tanta historia. en su mente reconstruye lo que  posible mente paso en aquellos lugares. Recorrer los lugares que aparecen en cualquier libro de historia. Julie no se entrometía en sus ensoñaciones y siempre aguantaba la clase de historia que le daba. La llamaba cariñosamente wikipedia aunque sabía que a veces le ofendía. Después de las clases de historia salían a conocer gente. No tenían falta de acercarse a nadie. la gente se acercaba a ellas. Julie siempre iba llamando la atención. su estilo erra muy llamativo, ropas coloridas y algo provocadoras, la clase de ropas que Matilde nunca se pondría. Los chicos iban como perritos detrás de ella. Su hermana era mas como ella, no le gustaba ir llamando la atención. Pero al igual que a ella no le importaría que algún chico se fijase de vez en cuando en ella. Ese pensamiento le trajo a la mente a Marcos. Un chico atlético inteligente que iba con ella a algunas clases. El era muy simpático con ella y siempre le sacaba una sonrisa.
Ya se estaba acercando al apartamento de su hermana. Estaba en el centro y desde el tenia unas impresionantes vistas del parque y lo más importante tenía todas las tiendas muy cerca de su portal. Estaba a unos cincuenta metros de una de sus tiendas preferidas cuando por imprevisto se encontró con Pilas su mejor amigo. Empezaron a conversar aunque ella insistía en que tenía que ir a ver a su hermana antes de que ella decidiese marcharse, pero aun así no podía callar. Pilas es el legendario  charlatán que no te suelta hasta que te empiezan a sangrar los oídos. En medio de su discurso de que ya los profesores están empezando a meter mucha caña y eso que solo estaban al principio del curso, Matilde empezó a sentirse débil  y estaba algo mareada, las cosas empezaron a darle vueltas y se le pasaban por la mente imágenes  que ella nunca vio. Se desvaneció y cayó al suelo.








jueves, 3 de junio de 2010

¿por que llorar ?


Ella, a diferencia del resto de la gente, no llora por un motivo en concreto.


 No llora porque ya no tenga amor, ni porque sus problemas la superen en tiempo y distancia. 


No llora porque él ya no está ni llora por el tiempo perdido. No llora por caerse. Ni llora por no saber levantarse.


Llora por llorar. Por aburrimiento. Eso es. La tristeza es mucho más fácil, requiere menos esfuerzo. Ella necesitaría estamparse contra un muro de alegría, bañarse en un río de felicidad, pero no puede. 


Ya no le quedan fuerzas.
Su padre solía decirle que aprender a levantarse sola porque, algún día, él no estaría. 


Tardaría años en saber que uno puede no aprender nunca a levantarse solo.


 Tardaría años en saber que no lo conseguiría. 


La parte buena de esta historia triste, son los intentos que no desechó. 


Los papeles en blanco que no tiró pensando en que algún día podían ser escritos con alguna historia bonita, aunque lejana. 


El tiempo por sí solo acabó escribiendo esa historia. 


A su manera.